miércoles, 27 de febrero de 2013

El Dorado: Una leyenda nacida en el verde césped Riverplatense


Llega a nuestro rincón de historias millonarias, una de las personas que mejor puede narrar la Cultura Riverplatense a través de los años. Con una particular historia sobre El Dorado, El Profe nos permite utilizar su trabajo para hacerlo más extensivo entre los riverplatenses. A leer y disfrutar.

 El Dorado de las Indias. Ese susurro que gobernaba los oídos de los conquistadores españoles, deseosos de dar con la soñada ciudad dorada. Ubicado en los confines de las Américas, allí por donde soplan los vientos colombianos, venezolanos, brasileros, y granados, fue desvelo y ambición de los colonizadores. Allí, donde nadie se atrevía, allí, donde ni las aves llegaban, se aventuraban los avarientos hombres en busca del mito reluciente.

En sus oídos venteaba aquella leyenda que hablaba del cacique embebido en barro y polvo de oro. De allí a la exacerbación integral de la imaginación, hubo un paso. La codicia les hizo ver calles de oro, templos de oro, paredes de oro y todo lo que el hombre necesitaba, forjado en el valioso metal. A pesar del ingente esfuerzo humano, el siglo XVI transcurrió sin que el Dorado haya sido hallado.

Hubieron de transcurrir tres siglos y medio para que el mundo vuelva hablar de el Dorado. El valor del caro metal se corporizó en la figura de los ídolos de un club argentino que cambió una época y un fútbol doméstico, el colombiano, dotándolo de una relevancia tal, que sus logros fueron conocidos en los lugares más remotos del orbe. Y tratándose de fútbol exquisito, de fútbol lujoso, de fútbol vistoso no podríamos hacer referencia más que al Club Atlético River Plate.

En épocas de luchas y conquistas laborales, el fútbol argentino se levantó contra el General Juan Domingo Perón  exigiendo la aplicación de un salario mínimo como retribución justa de su trabajo. Al mismo tiempo (corría el año 1948) el fútbol colombiano sufría el revés institucional más potente de toda su historia, la desafiliación de FIFA.

Ni lerdos ni perezosos, conociendo la traumática situación del fútbol argentino, los dirigentes del pueblo hermano tientan a nuestros jugadores con salarios exorbitantes y libertades con la que no contaban en nuestro fútbol. Bajo el ala del maestro Adolfo Pedernera, en aquel entonces, ídolo indiscutido de toda la Argentina y uno de los mejores jugadores del mundo, comienza una migración de cracks de River Plate primero y del resto de los clubes después, dando comienzo al mito futbolístico denominado "el Dorado", en recuerdo a aquella ciudad construida en oro, producto de la fantasía y la codicia del reino español.

Pedernera primero, Pipo Rossi y Di Stefano después fueron los primeros dijes preciosos de aquella tiara de jugadores inmensos que dieron un nuevo nombre e imagen al fútbol de Colombia. Millonarios de Bogotá (nombre apropiado si lo hay) fue el destino de estos grandes, quienes conformaron el mítico equipo denominado "el ballet azul" ganador de cuatro títulos (49, 51, 52 y 53) y caracterizado por romper con todos los récords vigentes (aún no superados).

Esta es la resumida historia de El Dorado colombiano. Una leyenda en los anales del fútbol mundial, que culmina con la migración de Alfredo Di Stefano hacia su propio reino. El Real Madrid. Tenemos el alto honor de haber protagonizado y encarnado esa leyenda, nacida bajo el GEN de nuestro amado club, la Casa Blanca del fútbol, el más grande de América, el glorioso Club Atlético River Plate.

Autor: "El Profe" (@Profe_k)

Podes leer esta y más historias en http://www.facebook.com/GenRiverplatense

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada